Descubre Syros, la isla griega desconocida

Grecia atrae a todo tipo de viajeros: Atenas es una maravilla para los que buscan arte e historia, Santorinies la isla más romántica, Mykonos e Ios son las más populares entre los fiesteros y otras islas como Zakinthos o Milos atraen a los que quieren ver con sus propios ojos algunas de las playas más espectaculares de todo el mundo. Por otra parte, encontrarás un poco de todo esto en la isla de Creta, la más grande del archipiélago – actualmente en mi punto de mira para un tercer asalto a Grecia.

A lo largo de internet encontrarás mucha información sobre los lugares que acabo de mencionar y también sobre otros que están comenzando a adquirir más fama como las islas de Naxos, Paros o Amorgos… aunque éstas todavía siguen, por suerte, siendo un secreto para muchos.

Hoy voy a hablarte de una isla griega de la que poco sabrás. Quiero hablarte de Syros, la isla que visitamos durante la campaña #DiscoverSyros a finales de septiembre.

Descubre Syros, la capital de las islas Cícladas

Syros esconde un pasado lleno de riquezas: es fácil encontrar palacetes y calles cubiertas de mármol mezclándose con el día a día de sus gentes. Y es que en Syros al contrario que en otras islas, es fácil convivir con los locales y no sentirse tan turista como en otros escenarios.

Descubre Ermoupolis, la capital de las islas Cícladas

La capital de Syros y de las islas Cícladas es Ermoupoli, donde en sus calles se puede descubrir el carácter señorial de su pasado.

Sus callecitas son de color pastel, adornadas con buganvillas y frecuentadas por gatos. Su enorme puerto ahora luce lleno de restaurantes, cafés y clubs por lo que es posible disfrutar de la zona en cualquier momento del día.

Ermoupoli no necesita filtros: con sus tonalidades pastel y su luz, que se refleja en sus calles de mármol, bien podrían formar parte del escenario de una película de Wes Anderson.